Entre luces


Entre Luces

Para Miguel, Xavier y Carles


“Entre luces” fue el primer CD que grabé. Lo hice bajo la dirección musical de Alejandro Monroy en julio del año 2.010. Está dedicado a mis tres hijos Miguel, Xavier y Carles. Fue, además, mi regalo personal a todos los familiares y amigos que nos acompañaron en la boda de Xavier y Beatriz.

Reproduzco a continuación el texto (prosa poética) que acompañó al disco, obra de mi amigo Francesc Verdú:

Pasa la vida, Juanjo.

Las cortezas de esperanza y de ilusión que cubren nuestro corazón se nos van marchitando. Se diluye la ambición y se apacigua la alegría.

Pasa la vida y asumimos que nunca seremos todo aquello que quisimos ser y que no haremos buena parte de las cosas que quisimos hacer. La risa se transforma en sonrisa y la mirada se va inundando de nostalgia. Ahora ya pisamos suelo y el trasiego se ha convertido en sosiego. Ahora nuestro abono es la humildad y cuando las renuncias dejan de ahogarnos reencontramos, algo miopes, nuestro paisaje, nuestra maltrecha semilla. La vida ha sido esto, nada mas y nada menos que estos.

Nos sentimos llenos y vacíos y alcanzamos, sin haberlo previsto, la libertad, nuestra pequeña libertad. Más ligeros de equipaje, entonces, empezamos una nueva andadura. Tras la búsqueda llega el momento del encuentro. Y desde esa nueva atalaya abrazamos el amor por encima de la conquista. Abrazamos con avaricia la amistad maltratada y reconocemos con un pellizco en el alma aquel niño, aquel joven, que con tanto empeño habíamos mantenido oculto. Pasa y sigue la vida y nos reencontramos en ella.

Pasa la viuda y nos reinventamos en ella. El calor de la madre nos envuelve y el cansancio del padre nos da energía. El eco de su presencia y el canto del almendro son nuestra voz que se expande. Y volvemos a correr en los campos y en la calle tras los hermanos. Y el aroma a primavera se instala para siempre en nuestras entrañas.

Pasa la vida y recuperamos esa voz para expresar a los nuestros cómo aún nos iluminan.

Pasa la vida, Juanjo, y nosotros con ella: entre una candela que nos enamora y un faro que nos guía.